Invertebra

Un contexto dedicado a exploraciones sonoras

Durante el 2020, en pleno confinamiento y en medio del proceso de creación de un nuevo espacio/plataforma llamado Magma pensamos este proyecto junto a Pablo Díaz, y en colaboración con Sebastián Durán, el cual fue tomando forma a medida que el año avanzaba. Empezamos con la convocatoria a les artistas, empezamos también a pensar en colores, cuadros, texturas…Poco a poco se dio identidad a la primera edición de esta propuesta distribuida en 8 capítulos grabados y filmados en un espacio blanco y gris…

“Si pudiésemos invertebrar las artes sonoras, ¿qué suedería con los límites espaciales, temporales y estéticos durante la manifestación musical? ¿es posible que la carencia de una estructura vertebral en los eventos sonoros nos permita escuchar con más flexibilidad los puntos de interconexión que existen entre una pieza de música clásica y un set de DJing? 

INVERTEBRA nace de la ambiciosa idea de crear un espacio invertebrado para la manifestación sonora, algo que muchas veces nos resulta utópico pero que al mismo tiempo nos interpela constantemente en nuestros quehaceres artísticos e ideales. Por eso, junto a Paula Shocron, y con el acompañamiento y colaboración de Catalina Lescano, ideamos este espacio de creación y exploración sonora. Con la total incertidumbre que desató la situación de pandemia, con muy poco presupuesto, y en medio de una emergencia cultural, pero con la convicción de que era necesario comenzar con el camino hacia la re-lectura de estereotipos culturales y estéticos en pos de crear instancias de creación de mayor potencial, decidimos dar lugar a la primera edición de INVERTEBRA.

A modo de cuadros audiovisuales, en donde el contenido pictórico se conforma por el movimiento y colores de las vestimentas y materiales de lxs artistas, en contraste a planos fijos que dejan ver diferentes rincones de una locación de paredes blancas, pisos grises y tubos de ventilación, INVERTEBRA consigue generar un espacio único para que el sonido y la imagen propongan una nueva experiencia de escuchar cuadros o mirar detenidamente un sonido. 

Además de lxs 8 artistas que participaron, esto no hubiese sido posible sin el ojo del artista audiovisual Sebastián Duran. Él estuvo detrás de la cámara, detrás de los detalles, detrás de la edición de cada performance. En esta serie de registros, nos regala un intento de dejar grabado en nuestra memoria, aquellos encuentros de lxs artistas con las sutiles y delgadas líneas de luz que se filtraban por las ventanas, que embellecían los colores de las pieles, ropas, instrumentos y algunos extraños objetos que sonaban. “ Texto curatorial – Pablo Díaz

+ info sobre el proyecto AQUÍ

Idea, curaduría y realización: Paula Shocron y Pablo Díaz
Acompañamiento creativo: Catalina Lescano
Registro audiovisual: Sebastián Duran
Producción general: Magma Centro de Artes