El Cuerpo Rítmico

EL CUERPO RÍTMICO – ¡NUEVA EDICIÓN!

Taller en formato de contenidos descargables y auto-gestionables

Este taller surgió a partir de investigaciones personales sobre la relación entre el hacer con el cuerpo y el hacer con un instrumento. Como pianista y luego practicando el cello, fui y sigo encontrando muchísimas herramientas en el entrenamiento físico y la observación del movimiento como inicio de un gesto musical. Luego, fuera de un instrumento, también me pregunto cómo entramos en el ritmo con nuestro cuerpo, como nos relacionamos con una música externa, o con el sonido que nos rodea, o con el movimiento de otros cuerpos. El Cuerpo Rítmico (ECR) propone una serie de prácticas donde se exploran y trabajan distintos aspectos del ritmo a través del movimiento. 

NUEVO FORMATO
El taller vino desarrollándose en formato presencial en distintos espacios físicos hasta que la pandemia por covid-19 nos obligó a probar nuevas maneras. Conocimos la virtualidad como un nuevo formato. También volvimos a una nueva presencialidad a fines del verano de este año. 
Este invierno nos encontramos nuevamente con la limitación de habitar conjuntamente un espacio físico, a su vez, desde mi perspectiva, escucho un cansancio en relación a seguir un proceso en tiempo real a través de una pantalla. Por otra parte, en caso de volver a activar espacios presenciales, sólo pueden asistir personas que habitan en la misma ciudad o muy cerca de ella. 
Por estas razones, y en colaboración con Magma Centro de Artes, (proyecto en el que estoy involucrada hace ya 2 años), pensé este nuevo formato en diferido, auto-gestionable y reutilizable cuantas veces se desee. Los contenidos a descargar equivalen al taller de 4 encuentros más una invitación a un trabajo final. Están compuestos por audioguías y guías escritas que invitan a hacer una serie de prácticas en los espacios cotidianos de cada unx, sin estar necesariamente en conexión con la red. 
Si bien está organizado en capítulos, y cada capítulo en una serie de prácticas ordenadas cronológicamente, cada persona puede hacer uso del material como le parezca. Utilizamos el mail como canal de conversación para que lxs participantes puedan hacer preguntas, reflexiones, enviar registros a lo largo de todas las prácticas. La idea es generar conversación desde un lugar más flexible, donde cada persona pueda gestionar sus propios tiempos. 

Pueden adquirir la carpeta con todo el material aquí

PRODUCIDO POR PAULA SHOCRON EN COLABORACIÓN CON MAGMA CENTRO DE ARTES


Archivo

El Cuerpo Rítmico – Notas II edición Abril 2021

Una vez más estamos finalizando el taller que hoy he decidido llamar “ECR 1” , es decir, la primera etapa de una serie de instancias dentro de este espacio de exploración acompañada. Es interesantísimo ver cómo es este nuevo compartir el espacio físico pero ahora con nuevas maneras, ¿el contacto físico? No, no pudo ser, no está siendo desde que este virus nos alejó poco a poco los cuerpos entre sí…pero, sí apareció ese otro contacto, el de la mirada, el poder observarnos, el estar ahí, compartiendo el mismo espacio, sosteniéndonos. Todo esto se volvió importantísimo de nuevo, sentirnos contenidxs, apoyarnos en el/la/le otrx, mirarnos a los ojos. 

Agradezco enormemente a la gente de Teatro del Perro y del Club Social 911 quienes hicieron que el taller pueda seguir su curso en medio de cancelaciones y nuevas restricciones. Sin ellxs nada hubiese sido posible.   
El taller seguirá su curso, en estas semanas estaré trabajando en cómo construir un modo más afilado para este invierno aún pandémico. También estaré planificando los próximos intensivos presenciales a partir de la primavera. Por otra parte me quedo diagramando ECR2, para quienes ya pasaron por la primera etapa 🙂

¿La modalidad? Hoy me animo a decir “mixta”, no se bien qué es esto aún, pero sí se que es flexible. Si algo estamos aprendiendo en estos tiempos es a ser flexibles, inventivxs frente a cada cambio repentino. Iremos probando, descartando, cambiando, muchas veces.
Les espero en las próximas ediciones

30 de abril – 2021

El Cuerpo Rítmico – final II edición 2020 virtual

Algunas notas tomadas durante y después de terminar los talleres

Mientras una pantalla nos ordena, nos centra, nos alinea con lo que se ve, a su vez nos preguntamos cómo es deformar/se…

¿Cómo es la música en el cuerpo? Dejarlo ritmar, dejarlo hablar por sí mismo revela todas esas inteligencias que estuvieron ahí, siempre, sólo las dejamos activarse.
Orquestar con el cuerpo, darle volumen a los ritmos. ¡Cuán importante se volvió esto durante la pandemia! El sonido voluminoso forma y se deforma, se apoya en el aire, se mezcla con el aire, se deja mover…El aire me mueve y también me atraviesa, deja espacios o simplemente los muestra, mi propia huella…Escucho la orquesta moverse, desorganizarse, luego disfruto de esa desorganización…

¿Qué puedo decir? Siempre es hermoso terminar este pequeño proceso y ver cómo movió, conmovió, me movió hacia nuevos interrogantes. Con todos los accidentes, las ausencias imprevistas y las tecnologías colapsadas todas estuvieron hermosas y trabajaron un montón. Nos quedó pendiente ese estar en relación, esa dupla necesaria pasiva-activa en una escena, donde los roles pueden rotar, pueden transformarse. Me pregunto cómo será un trabajo virtual en el futuro, después de este aprendizaje…¿Sabremos cómo manejar mejor la tecnología? ¿Tendremos nuevas tecnologías? ¿Cambiarán nuestros modos de hacer? Yo creo que la respuesta a todo es sí. A su vez me pregunto cómo será la nueva presencialidad…si se podrá contar con espacios, trabajar en contacto. ¿Qué rostros veremos en una obra? Me quedo emocionada, enojada, felizmente triste ante toda esta información tan fuerte que nos atraviesa. Nuestro cuerpo sigue siendo nuestro mejor aliado a pesar de todo, entenderlo, preguntarle, dejarlo hablar, ¡tanto para aprender! Y los espirales se pierden pronto, entonces a espiralar, a jugar, a probar usando este fin de edición como un trampolín para seguir investigando sobre este material develado por personas trabajando con estas preguntas…me quedo pensando…me quedo activando.

30 de octubre – 2020


CHARLA “Introducción a El Cuerpo Rítmico”

IMPORTANTE:

Este taller es un espacio de constante transformación, no es un método o una manera cerrada de trabajo, aclaro esto porque puede que muchos conceptos que hoy puedo nombrarles de una determinada manera, en un futuro puede que estén ampliados, o modificados, (incluso descartados)

POR QUÉ?

TOCAR UN INSTRUMENTO implica USAR EL CUERPO. 

No siempre se plantea eso desde la enseñanza de los mismos. Habiendo transitado por escuelas privadas de música, la Universidad de Humanidades y Arte en Rosario, el Conservatorio acá en Bs As, y habiendo conocido a muchos músicos de distinta procedencia académica o no, siempre encontré similitudes en cuanto a algunos síntomas físicos (que yo misma también tuve durante mi adolescencia) relacionado con tocar un instrumento. Fatigas, lesiones (crónicas o intermitentes), contracturas, pero también síntomas musicales, sonidos poco proyectados, problemas rítmicos, problemas de coordinación. A partir de investigaciones personales y habiendo incursionado muchas técnicas corporales diversas, desde aikido hasta un intensivo de danza clásica llegué a la conclusión que para poder “ritmar” en el movimiento, para generar calidades de movimiento, para manejar distintas velocidades, etc se necesita un conocimiento profundo del cuerpo donde todo esté relacionado y donde nada se encuentre en estado de abandono. 

Entonces por qué nada o muy poco de esto se dice al momento de abordar un instrumento? Por qué el ritmo es muchas veces algo mental y no físico?

Entonces estaría llegando a la conclusión que afirma que TOCAR UN  INSTRUMENTO es una actividad física por ende HAY QUE ENTRENARLO. 

Si bien podríamos decir/recomendar de ir a entrenar a los músicos, tomar clases, empezar a “hacer algo con su cuerpo” (este es un primer gran paso), en mi caso, y a causa también de una trayectoria paralela a la música más relacionada con la danza o la performance, empecé a investigar no sólo las relaciones en cuanto a lo técnico sino también el uso del cuerpo como un elemento performático, en la escena, se esté tocando o no.

EL TALLER

Está planteado bajo una serie de lineamientos: 

1- El trabajo, si bien es compartido colectivamente, es un recorrido individual. Desde el comienzo de este espacio puse como condición obligatoria el seguimiento de c/u de su propio recorrido, sacando así presiones acerca del propósito de esta experiencia. A modo de ejemplo, algunos pueden usar esta experiencia como complemento exclusivamente técnico en su instrumento mientras que otros pueden aprovecharlo como herramienta escénica.

2- Es importante despojarse de las “ideas” que se tienen acerca del cuerpo, en un punto tratamos de “desaprender” algunas cosas para reencontrarlas nuevamente desde la experiencia y no desde un concepto. 

3- La observación es tan importante como la acción misma. Trabajamos en un feedback constante entre estas dos cosas. 

4- No se necesita tener un cierto “nivel de experiencia” sino más bien aprovechamos las distintas experiencias para ampliar nuestro conocimiento. 

5- Usamos la voz como parte de nuestro cuerpo y como conector con un otro instrumento si lo hubiere. 

6- Es un proceso que se despliega en el tiempo. Es por esta razón que decidimos que hoy es más que nada una charla introductoria. La idea es que, en caso de que se lleve a cabo el taller, contar con un período de al menos tres meses constantes de trabajo, (una clase semanal por ej).

7-Los ejercicios a realizar son individuales, en dúo, o grupales.

8-Preferí dejar a un lado en un comienzo los instrumentos para no tener interferencias o pre conceptos acerca de algunas cosas. Ello no quita que a lo largo del trabajo vaya apareciendo la necesidad de probar cosas en los instrumentos, en ese caso los empezaremos a incluir. 

ALGUNOS CONCEPTOS SURGIDOS EN EL TALLER Y QUE SON TRABAJADOS

1- EL TONO MUSCULAR, también relacionado con el PESO muy relacionado con las calidades de movimiento (por medio de las cuales genero intensidades, velocidades, o articulaciones distintas)

2- LA VELOCIDAD DE REACCIÓN

3- EL USO AISLADO DE PARTES O EL USO DE UN CUERPO EN SU TOTALIDAD. Para ello necesitamos ahondar en el conocimiento de nuestro propio cuerpo, tener la sensación del mismo, poder saber qué espacio ocupan sus partes, cómo se relacionan, si hay algo que está bloqueado, etc.

4- OBSERVACIÓN ACTIVA, poder aprovechar ese lugar como parte también de una escena, para sostenerla, para sostener a quien está en la acción propiamente dicha. 

5- a partir del punto 3 llegamos a la COORDINACIÓN DE PARTES AISLADAS como polifonía (partes del cuerpo en independencia unas de otras) 

6- RITMOS IRREGULARES/REGULARES – LO PULSADO o NO PULSADO – LO SIMÉTRICO o ASIMÉTRICO

7- CALIDADES 

8- LA MIRADA como apoyo del movimiento y también de lo grupal

9- LA PALABRA (como hecho rítmico)

10- LA IMPROVISACIÓN (como modo de relación). Elegí no poner estilos por delante de las pruebas, si no más bien llevar todo a instancias más primarias donde no importe necesariamente estar bajo un lenguaje en particular. 

11- FORMA como resultante de la CIRCULACIÓN Y COMBINACIÓN ENTRE TODOS ESTOS CONCEPTOS. 

12- ESCUCHA, ampliada, despierta, el ritmo en lo macro, pero también en lo micro. 

13- LA PAUSA

ALGUNOS VIDEOS DE INTERÉS DENTRO DE ESTA INVESTIGACIÓN. Muchos fueron registrados durante el año 2020.